Integrar y resignificar el punto de venta

El punto de venta se transforma para complementar la cadena de valor que se comparte con el cliente. Así su experiencia será exitosa, coherente y omnicanal.

 

Con todos los cambios que hicimos en el último par de años para responder mejor a las necesidades de los clientes, aprendimos que, de ahora en adelante, no debemos concebir el punto de venta solo como una tienda física, en donde almacenamos productos que el consumidor se acerca personalmente a comprar.

 

El porqué de este aprendizaje está basado en que el objetivo es que el cliente encuentre lo que necesita, en el momento que lo requiere y de la manera que lo prefiere. Por eso, su experiencia no se limita a un espacio físico o un entorno solamente digital. 

 

La respuesta está en cómo integrar el punto de venta a diferentes canales, que den lugar a más oportunidades de interacción con el cliente, pasando del perfil multicanal, al omnicanal, en el que estos medios se complementan para entregar una experiencia coherente y eficiente. De esta manera, la tienda puede reconstruirse como centro de distribución, o complementar su servicio al convertirse en el punto de entrega de pedidos realizados en línea, a través del e-commerce.

 

También ocurre que los operadores conocidos como last millers, que transportan los pedidos online desde el centro de distribución al cliente final, ahora asumen un nuevo rol como punto de venta. Así como grandes cadenas se aventuran actualmente a ofrecer servicios de entrega o domicilios, los last millers implementan sus propias tiendas. 

 

 

Pure Player

En este contexto se da el fenómeno Pure Player, que hace referencia a los retailers que, con base en este aprendizaje de integración y resignificación del punto de venta, consolidan el 100% de su proceso de venta en el entorno digital.

 

Ejemplos de esta orientación son los supermercados Jûsto en México y Mercado Libre. Ambos no tienen una tienda física como tal, sino que desarrollan su estrategia de acuerdo con el modelo del e-commerce. 

 

Además, a su operación le pueden sumar la responsabilidad de envíos a domicilio y entregas de pedidos. Este es el caso de Amazon, que complementa su cadena de valor con puntos físicos para la entrega de sus pedidos y compra de sus productos.

 

 

Gestión de la estrategia omnicanal

Teamcore te guía para implementar la tecnología avanzada y consolidar la estrategia omnicanal de tu negocio. 

 

A través de las funcionalidades OLA y Smart OSA de la suite de Teamcore, puedes gestionar la disponibilidad de tus productos en todos los canales de distribución. Así los clientes encontrarán lo que quieren comprar, en el medio que lo buscan, cuando lo deseen. Es decir, que la marca esté presente en el momento de verdad, para evitar la venta perdida y asegurar una experiencia positiva de parte del consumidor.

 

Al resignificar el punto de venta, muchas de las acciones que se implementan cargan de mayor sentido al e-commerce. Por eso, con OLA, Teamcore te propone controlar tus inventarios en este entorno digital, para lograr mayores eficiencias en los procesos de distribución y entrega de pedidos al cliente final.

 

Asimismo, con Smart OSA, inviertes en la integración de los demás canales, para que tus productos siempre estén disponibles para tus clientes. Teamcore analiza los datos de tu negocio, para proponer diferentes acciones inteligentes que evitan problemas y mejoran la productividad.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete al newsletter y recibe las noticias más relevantes de la industria del retail directamente en tu e-mail

Manténte un paso adelante con nuevos insights.
Suscríbete gratis a nuestro newsletter.

Estudiamos las últimas tendencias de consumo masivo y retail y te las compartimos semanalmente para que estés al día.